domingo, 29 de mayo de 2011

SELECCIÓN DE ALTERNATIVAS PARA LA TOMA DE DECISIÓN

SELECCIÓN DE ALTERNATIVAS PARA LA TOMA DE 
DECISIONES




La toma de decisiones es el proceso durante el cual la persona debe escoger entre dos o más alternativas.

La evaluación de alternativas puede requerir una serie de decisiones en las cuales el resultado de una etapa es importante para la siguiente etapa en la toma de decisiones. La selección de una alternativa en una etapa conduce a otra etapa.

El tomador de decisiones debe ser totalmente objetivo y lógico a la hora de tomarlas. Tiene que tener una meta clara y todas las acciones en el proceso de toma de decisiones llevan de manera consistente a la selección de aquella alternativa que maximizará la meta.









·         Definición del problema: La confusión para definir un problema se presenta, en parte debido a los hechos a los aspectos que captan la atención de aquellos que toman las decisiones. Tomando en cuenta los objetivos de la organización, de esta forma es importante definir claro y preciso los motivos que originan el problema.


·     Análisis: Al momento de tener bien claro la definición del problema que asecha a la empresa debemos de diagnosticar o analizar las causas provocan el problema. Esto solamente lo podemos hacer con la ayuda de formaciones de preguntas.

·   Desarrollo de soluciones: En esta parte puede resultar razonablemente sencilla, cuando se tienen soluciones programadas, pero no tan sencillas tratándose de soluciones complejas, sobre todo si existe limitación de tiempo. Con mucha frecuencia la tentación de aceptar la primera alternativa variable impide a los gerentes encontrar la mejor solución para los problemas. Para poder evitar esto es importante analizar detenidamente cada una de las soluciones posibles y así solucionar el problema en totalidad.

·      Selección de la decisión: Se llega a la etapa en donde es debe tomar la solución mas acertada y aceptable para la organización sin perder de vista los objetivos de la empresa.

·        Estrategia de ejecución: Aquí se trata de implementar y ejecutar la decisión delegando responsabilidades estableciendo planes para abordar las dificultades que se podrían encontrar en la implementación de la decisión, por eso es importante monitorear las actividades que se realizan.


Al seleccionar las alternativas, se deben tomar en cuenta los siguientes factores:
  •  Factores Cuantitativos: factores mediables en tiempo y costo.
  •  Factores Cualitativos:

Son factores como la calidad, la relación de trabajo, riesgos de cambios tecnológicos e incluso políticos.

La Creatividad también forma parte de las alternativas para la toma de decisiones acertadas:

La Lluvia de Ideas:

La información se distribuye en varias personas, las cuales opinan respecto al problema y se toma una decisión.



Sinética

    Selección cuidadosa de miembros del equipo, la función del líder consiste en dirigir la   discusión sin revelar el problema con el motivo de evitar que el grupo llegue a una solución prematura.



Racionalidad

      Análisis que requiere de una meta y una comprensión clara de las alternativas mediante las que se puede alcanzar una meta, un análisis y evaluación de las alternativas en término de la meta deseada, la información necesaria y el deseo de optimizar.

     Cuando un administrador se enfrenta a una toma de decisión, además de comprender la situación que se presenta, debe tener la capacidad de analizar, evaluar, reunir alternativas, considerar las variables, es decir, aplicar estas técnicas para encontrar soluciones razonables; podemos decir entonces, que se trata de una toma de decisión basada en la racionalidad.


Racionalidad limitada o circunscrita


Acción racional limitada debido a la falta de información, de tiempo o de la capacidad para analizar alternativas a la luz de las metas buscadas; metas confusas; la tendencia humana a no correr riesgos al tomar una decisión. 

     HEBERT SIMON, ha llamado a esto SATISFACCIÓN SUFICIENTE, es decir, escoger un curso de acción que sea satisfactorio o lo bastante bueno, dadas las circunstancias. Aunque muchas decisiones administrativas se toman con el deseo de salir adelante en una forma tan segura como sea posible, la mayoría de los administradores intentan tomar las mejores decisiones que puedan, dentro de los límites de la racionalidad y de acuerdo con el tamaño y la naturaleza de los riesgos implícitos.



Proceso racional de toma de decisiones

 De los procesos existentes para la toma de decisiones, este es catalogado como "el proceso ideal".
 En su desarrollo, el administrador debe:

1.- Determinar la necesidad de una decisión: El proceso de toma de decisiones comienza con el reconocimiento de que se necesita tomar una decisión. Ese reconocimiento lo genera la existencia de un problema o una disparidad entre cierto estado deseado y la condición real del momento.




2.- Identificar los criterios de decisión: Una vez determinada la necesidad de tomar una decisión, se deben identificar los criterios que sean importantes para la misma, vamos a considerar un ejemplo:


    "Una persona piensa adquirir una Casa. Los criterios de decisión de un comprador típico serán: precio, ubicación, cantidad de habitaciones, cantidad de baños, tamaño, etc. Estos criterios reflejan lo que el comprador piensa que es relevante. Existen personas para quienes es irrelevante que sea nueva o usada; lo importante es que cumpla sus expectativas, tamaño, ubicación, precio etc., y que se encuentre dentro del presupuesto del que disponen. Para el otro comprador lo realmente importante es que sea nueva, despreciando el tamaño, ubicación, precio, entre otros".




3.- Asignar peso a los criterios: Los criterios enumerados en el paso previo no tienen igual importancia. Es necesario ponderar cada uno de ellos y priorizar su importancia en la decisión.

      Cuando el comprador de la vivienda se pone a ponderar los criterios, da prioridad a los que por su importancia condicionan completamente la decisión: precio y tamaño. Si la casa elegida tiene los demás criterios (Nro. de Habitaciones, Nro. De Baños, etc.), pero sobrepasa el importe de lo que dispone para su adquisición, o es de menor tamaño a la que precisa, entonces nos encontramos con que los demás criterios son secundarios en base a otros de importancia trascendental.



4.- Desarrollar todas las alternativas: Desplegar las alternativas. La persona que debe tomar una decisión tiene que elaborar una lista de todas las alternativas disponibles para la solución de un determinado problema.





5.- Evaluar las alternativas: La evaluación de cada alternativa se hace analizándola con respecto al criterio ponderado.
    
   Una vez identificadas las alternativas, el tomador de decisiones tiene que evaluar de manera crítica cada una de ellas. Las ventajas y desventajas de cada alternativa resultan evidentes cuando son comparadas.



6.- Seleccionar la mejor alternativa: Una vez seleccionada la mejor alternativa se llegó al final del proceso de toma de decisiones. En el proceso racional, esta selección es bastante simple. El tomador de decisiones sólo tiene que escoger la alternativa que tuvo la calificación más alta en el paso número cinco.
    
     El paso seis tiene varios supuestos, es importante entenderlos para poder determinar la exactitud con que este proceso describe el proceso real de toma de decisiones administrativas en las organizaciones.



Fuentes de Información 

MOODY PAUL E., Toma de decisiones gerenciales. Editorial McGraw Hill Latinoamericana, S.A.

LEON ORFELIO, Tomar Decisiones difíciles. Segunda Edición. Editorial McGraw Hill. Madrid (España).




















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada